Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

paradisO

Aprender a derrapar y tratar de no sentirse (des)colgado. Estos días he tenido varias conversaciones descolgadas. Echo de menos hablar con mis amigos. Más a menudo, más.  Disfruto de las pequeñas noticias que me llegan allende los mares y se me llena la boca de sabor a nostalgia. 
No me quiero detener al borde del camino, porque no estoy segura de que retomaré la marcha. Miro hacia el futuro porque no estoy segura de que mirar al pasado me permita continuar. 
No me quiero acostumbrar a los momentos de "inpass". 
...c'è che c'è, c'è che prendo un treno che va a paradiso città io mi prenderò il mio posto e tu seduto lì al mio fianco mi dirai destinazione paradiso paradiso citta'... (destinazione paradiso - laura pausini)
de rAnita nOe

sentir

there are things that are not meant to be.  there are things that the man is not meant to know. 
Sentir, desear, crecer. 
Cada cosa a su tiempo, todo ayuda. Aunque en este momento es posible que no lo entienda(s). Y yo quisiera entender. Quisiera.  Echo tanto de menos a tanta gente que a veces se me encoge el corazón. De repente. 

There are things that are not meant to be. For reasons that I cannot understand. But I miss you, again. 
de rAnita nOe

elegir

Hoy una amiga se acordó de mi y me regaló este vídeo. Gracias, por estar ahí siempre.  Sencillo, tierno y al punto. Son unas pocas frases, pero si las consideras bien, son importantes.  En un momento de cambios, de luchas y de no saber muy bien quienes somos, o que debemos hacer, voy a tomarme el lujo de compartirlo con todos vosotros. Porque a veces sólo necesitamos que alguien nos muestre que las cosas no son tan difíciles, tan oscuras o tan inciertas como puedan parecer. 
Hoy elijo ser feliz. 
de rAnita nOe

para ti morocha..

No tengo más herramienta que las palabras para acompañarte. La distancia me impide acurrucarte entre mis brazos y hablarte en un susurro. Siento que te alejas intentando huir de ti misma, de las situaciones que te trae la vida. Y me gustaría estar cerca de ti para poder hablar mientras nos tomamos unos mates.

No dudes de tu fuerza. No dudes que Dios te acompaña, me consuela saber que Él siempre está contigo a pesar de que yo no puedo.
Te acompaño en la distancia, te echo de menos y te pienso.

No te rindas. Mira hacia atrás sólo para fijarte en todo lo que has conseguido gracias a tu esfuerzo. Nadie te ha regalado nada.

Te quiero, no lo dudes.

de rAnita nOe
No es fácil tener el corazón dividido. A veces incluso duele.  Pero no es un dolor cualquiera, a veces tímido, siempre persistente.  He dejado gente en el camino que quisiera tener cerca, que necesito. Pero miro atrás y los recuerdos se hacen vívidos, como si la distancia, el tiempo o la ausencia no fueran más que simples palabras, que meras circunstancias.
Estos días pienso en la gente que echo de menos. Los minutos se me van en recordar lo bueno. Me reprendo por mi falta de constancia a la hora de mantener el contacto, aunque lo intento. 
Me siento un poco descolocada al estar todavía sin una rutina que me ayude a acomodar las ideas, los horarios y los sentimientos. Quisiera hacer más cosas de las que puedo, decir más lo que pienso y ser capaz de hacer saber lo que siento a ciertas personas. Están lejos. Estoy lejos. 










Y al final, siempre te llamo yo. 
de rAnita nOe
Territorio comanche.
El tiempo pasa y la gente cambia. Quiero pensar que yo he cambiado y he crecido. No soy la misma que se fue hace casi siete años a Argentina. Han pasado demasiadas cosas en mi vida, sobre todo este último año y medio, que han marcado mis decisiones y mis sentimientos.
Vuelvo al lugar dónde me crié, a los paisajes que son comunes a mis ojos, que son conocidos. A las personas que me vieron crecer, con las que he compartido tanto.
Dicen que viajar te abre la mente, que te cambia el concepto de muchas cosas.. Y será eso, o no sé. Lo que sé es que es triste ver como la gente se encajona en su vida. Cómo se limitan por la "fuerza de la costumbre" o por el "yo soy así".
Me fui a Argentina muerta de miedo y he de reconocer que después de tanto tiempo he vuelto muerta de miedo, pero por otras razones. Comienza una etapa y como quién dice, la vida está en pañales.. Pero en algún sitio de mi cabeza siento que estoy preparada, que lo que queda por aprender…