Ir al contenido principal

3 maneras de saber si es la voluntad de Dios.

Hay circunstancias en la vida en las que no sabes que hacer, y cuando me pasa eso suelo recurrir a mi familia o mis amigos en busca de ayuda.

Hace poco una de mis amigas más queridas me envió un artículo que quiero compartir con vosotros:

http://www.faithit.com/3-ways-to-know-if-its-gods-will/

Y como está en inglés lo he traducido aquí, espero que sea de tanta ayuda para vosotros como lo ha sido para mi:

Traducido por Noemi Soutullo Campuzano
Con tantas voces en nuestras vidas a veces puede ser fácil olvidar como suena la voz de Dios. Estos recordatorios son buenos para estar seguro de que los pasos que estas tomando en tu vida te conducen hacia Jesús.
Solo porque se presente una oportunidad, y parezca apetecible, no significa necesariamente que es de Dios. Y del mismo modo, solo porque una puerta abierta parezca incierta, no significa que no deberías caminar a través de ella.
La clave es saber cómo discernir si una oportunidad es realmente una puerta abierta de parte de Dios. No quiero perderme esas puertas abiertas por estar asustada de caminar a través de ellas. Pero tampoco quiero tomar cada oportunidad que aparezca, asumiendo que es de parte de Dios y viene acompañada de bendiciones.
En una conversación reciente con un amigo hablábamos sobre la fe y el coraje de caminar a través de una puerta que Dios está manteniendo abierta para nosotros, incluso cuando no estamos seguros de lo que hay al otro lado. Pero entonces apareció la pregunta: ¿Cómo puedes decir que Dios es el que está abriendo la puerta?
La biblia nos da algunos principios para ayudarnos a discernir si “una puerta abierta” u oportunidad es realmente de parte de Dios:
  •   La puerta que Dios abre nunca contradirá su palabra:

Muchos cristianos ven las oportunidades de ganar más dinero como una puerta abierta de parte de Dios, incluso si esa oportunidad significa que el trabajo los mantendrá apartados de la asistencia regular o el servicio en su iglesia. No obstante, la palabra de Dios nos dice que no debemos desatender el reunirnos para adorar (Hebreos 10:25). Algunas mujeres me han dicho que creen que Dios abrió una puerta a una relación de noviazgo para ellas, aunque esto significaba una situación en la que estaban  en “yugo desigual” con un no creyente, algo sobre lo que la escritura también nos advierte (2 Corintios 6:14). Dios no te conducirá hacia una oportunidad que contradice lo que Él claramente dice en su palabra. Ni abrirá una puerta que requiera compromiso personal o desobediencia para que puedas cruzarla. Como humanos con tendencia a pecar, tenemos una manera excelente de darle la vuelta a un mandato claro de Dios y justificarlo dadas nuestras circunstancias, pero no es así como Dios funciona. Si quedamos comprometidos de alguna manera, o tenemos que torcer las escrituras para justificar nuestra “puerta abierta” entonces probablemente no sea una puerta que Dios este abriendo para nosotros. Yo llamaría a que cualquier cosa que contradice su palabra tentación, en lugar de una puerta abierta por Dios. Y la palabra de Dios dice claramente que Dios no nos tienta (Santiago 1:13-14)

  •  La puerta que Dios abra estará acompañada por confirmación:

En Mateo 18:15-16, Jesús trazo las instrucciones para confrontar al pecado entre los creyentes diciendo “Pero si no escuchan, toman uno o dos más, para que ’todo asunto puede ser establecida por el testimonio de dos o tres testigos’.” Creo que lo mismo se aplica cuando se trata de Dios confirmando algo en su Palabra. Él a menudo confirmará o establecerá una cuestión mediante "dos o tres testigos" ya sean versículos de la palabra de Dios, el asesoramiento de un pastor o persona muy respetada que se basa en las Escrituras, o una circunstancia no comprometedora que se continúa presentándose. A través de la oración, discernimiento y buscando el consejo divino, deberías ser capaz de decir si esa “puerta abierta” y sus confirmaciones vienen realmente de parte de Dios.

  • La puerta que Dios abre requerirá que dependas de Él.

Dios no nos va a dar algo que nos vaya a alejar de Él o hacernos creer que ya no le necesitamos. Él es un Dios de relación, y un Dios que insiste en ser lo primero en nuestras vidas (Mateo 6:33). Por lo tanto, si te encuentras diciendo “No puedo hacer esto a menos que Dios vaya delante de mi” o “Puedo hacer esto, pero solo con la ayuda y guía de Dios” yo diría, por experiencia personal, que es probablemente algo que Dios te está llamando a hacer. Hebreos 11:6 dice “Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.” Muchas veces una “puerta abierta” de parte de Dios es la que permite a tu fe ser probada y fortalecida. Eso es, después de todo, el objetivo de Dios para nosotros: crecer en la fe y la semejanza a Cristo


Lleva tu oportunidad o “puerta abierta” a Dios y pídele por su confirmación – a través de su palabra y el consejo divino de otros-  y su paz en la decisión, y puedes tener la seguridad de que no estas escogiendo simplemente una puerta cualquiera, sino que estas cuidadosamente caminando a través de las que Él quiere que entres.


de rAnita nOe

Comentarios

Entradas populares de este blog

1176

Hoy me han preguntado si todavía te echo de menos.  Estaba la pregunta a caballo entre la curiosidad y la extrañeza. Como si el olvido viniera con fecha de caducidad, con una guía de 10 pasos, igual que los libros que venden para dejar de fumar.

No he contestado que no, ni que sí. Me ha salido un "a cada uno le lleva su tiempo".

Porque ha sido más fácil que explicar que por lo menos ya no me duermo todas las noches llorando, que ya no reviso la pantalla del teléfono 700 veces al día para ver si hay un mensaje tuyo, el que mi corazón anhela pero mi cabeza sabe que no llegará. Que me he comprado un libro de poesía que trata sobre el amor y el desamor y que me siento identificada con los dos a la vez. Que hay canciones que cobran otro sentido aún después de haberlas escuchado durante años, tanto las que le cantan al amor como al desamor.

No, no te he olvidado. Estoy aprendiendo a vivir sin ti.

N.

1179

I am stripping layers of feelings trying to understand the fears that assault me, that I don't recognise, but make my feel insecure and unprotected against my own thoughts. 
A year has gone by and it still hurts. And now that I'm getting to know someone else I find myself wondering if the history is going to repeat it self. 
I don't miss you. I don't miss us. What I do miss is the assurance of God's guidance.  I know that He is guiding me now, but the uncertainty that you left behind has made me try to secure my heart, hide it from harm, as if I could do such thing on my own. 
Doubt creeps from the depths of my mind, am I good enough? Will this person see me behind my flaws? Will he love me just for who I am? 
And for a moment I forget that I am voluntarily not in control, nor I intend to be. I have to conciously chose not to hurt for the damage that you left behind. 
So I pray, to my Dad above. Father fill my heart with praise to You so I can't hear the noise…

hay demasiadOs errOres

Suelo releer los libros que leí cuando era más pequeña, he descubierto que en la segunda lectura nuevos detalles aparecen y es gratificante.
Ayer descargue "Las mujercitas se casan" o "Mujercitas II". Así que lo estoy leyendo en el portátil. Aquellos que me conocen saben que una de las cosas que no me gusta de Argentina son las millones de faltas de ortografía que encuentro por todas partes. En mi llavero hay colgado un rotulador justiciero para los carteles públicos, y os puedo asegurar que le doy buen uso. Pues este odio a las faltas de ortografía debe ser contagioso, porque mientras leía, el word me ha abierto la siguiente ventanita "hay demasiados errores ortográficos o gramaticales en las mujercitas se casan.doc para continuar mostrándolos. Para corregir la ortografía y la gramática de este documento, elija el comando Ortografía y gramática del menu de herramientas."
Ea, pa' chulo, mi portátil.

de rAnita nOe