Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2017

1181

Me duele la gente que prefiere no estar ahí. Que se esconde de detrás de conversaciones por tener y elije el vacío de las palabras no dichas para poner distancia entre los corazones.
¿Cuándo decidimos que era mejor darse por vencidos? Se me acumula la necesidad de decir algo. Y me pregunto por qué tengo que ser yo la que vuelva a tocar a la puerta que se me ha cerrado en la cara. Se me hace vieja la tristeza, y se me empolva el orgullo. Se agrían los recuerdos y relucen las veces que fui yo la que buscó, la que mantuvo e insistió. ¿Vale la pena volver a esos caminos o debería aceptar que no se me quiso de la misma manera que yo quiero?
Me duelen 25 años de amistad que quedaron en nada.

N.