premiOs 20 blOg

6:45 p. m. rAnita nOe 2 Comments

Gracias a mi querido amigo Diego estoy inscrita a los premios 20 blog que patrocina el periodico digital 20minutos.es..
No creo que vaya a tener mucho exito, pero ya que estamos..
Os avisare cuando empiezan las votaciones... y como votar.

de rAnita nOe

2 hacen crOac :

el amOr nO es literatura si nO se puede escribir en la piel...

5:30 p. m. rAnita nOe 1 Comments

1 hacen crOac :

vacia

9:54 p. m. rAnita nOe 1 Comments

Estoy vacia. Ayer las palabras superaron mis barreras y se escaparon. Dejaron de lado todo y decidieron que era el momento y el lugar para abandonarme y desparramar mis ideas y sentimientos mas alla de mis labios, mas alla de mis pensamientos. Y sin darme cuenta deje al descubierto realidades que ahbia escondido para mi, no por egoismo, si no por proteger a otra persona. Me siento vacia pero no siento tristeza, hace mucho que tendria que haber dejado salir esas palabras en vez de aterosarlas en mi cabeza. En realidad no fui yo quien las hizo salir, fue la presencia de esa mirada amiga, esos oidos dispuestos a escuchar y al abrazo de mi "princesa". El vacio deja una sensacion de ligereza increible.

de rAnita nOe

1 hacen crOac :

it's over*

2:57 a. m. rAnita nOe 2 Comments


*termino
Las ultimas noticias apuntan al final del curso, las clases finalizaron y los parciales ya estan corregidos. Se respira un ambiente de libertad encapsulada, mientras que los pensamientos vuelan indiscriminadamente hacia nuestras casas y los ultimos hilos estudiantiles nos recuerdan la llegada de los temidos examenes finales. Ha sido un año intenso respecto a la carrera y bastante intenso respecto a mi vida. He dejado de ver mi carrera como algo teorico, la practica de lo que sera mi vida me ha sorprendido tanto como asustado en un principio, pero he consolidado mi vocacion. No se bien donde, ni como lo hare, pero me gustaria mucho dedicarme a la rama de neurologia infantil. Esta todo demasiado en el aire como para hacer conjeturas, ya veremos, pero me gusta.
Con respecto a la parte de mi vida que no son los estudios la primera mitad del año ha dejado un recuerdo desenfocado tras el huracan de segundo cuatrimestre. Y no quiero decir que no pasaran cosas buenas, simplemente la huella de algunas situaciones todavia no se deja borrar. He aprendido de mi misma y a veces sigo dandome miedo, quiero conocerme y cada dia me desaprendo. Vuelan los ultimos dias de este tercero de Kinesiologia y Fisiatria y aunque el futuro esta plagado de sueños sigue siendo incierto...

de rAnita nOe

2 hacen crOac :

lO únicO buenO

9:10 p. m. rAnita nOe 2 Comments

Hace casi 5 años asistí 4 meses a la facultad de química de Burjassot, Valencia.
Hay que hacer notar que NO me gusta la química, que NO me gustaban las clases, que NO quería hacer esa carrera y varias cosas más. Muchos viajes, mucha soledad.
Sin embargo cuando por fin decidí salir de ese lugar pude llevarme conmigo una maravillosa amistad. Después de muchas clases de informatica con Luis (olorosamente recordado) de ratos en la biblioteca, de algún que otro café y de muchas risas se forjó lo que hasta hoy es la amistad entre el "peque" y la "xiqueta". Y aunque hace más de dos años que no nos vemos seguimos acordandonos la una del otro y el uno de la otra.
Peque, solo quiero desearte un feliz cumpleaños y darte un millón de gracias por todo lo que hiciste por mi en aquellos meses que compartimos en la facultad. Espero que este año podamos vernos en Valencia o en Alcoy o a la vuelta de la esquina.. Donde sea. Espero que sigas igual de bien que siempre o mejor.
No olvides que te quiero y que me acuerdo mucho de ti.
Un beso.

de rAnita nOe

2 hacen crOac :

it's me*

7:04 p. m. rAnita nOe 9 Comments




*(sOy yO)

de rAnita nOe

9 hacen crOac :

Otra vez

10:54 p. m. rAnita nOe 1 Comments

Hace 4 años llegue a Areas en una madrugada negra y llore a la orilla del mar que no podia ver. Llorar no arreglo nada, pero era lo unico que yo pude hacer al bajarme de la furgoneta y no sentirme en casa. Son incontables las veces que me he sentado junto al mar que me vio nacer, que fue testigo de mis primeros pasos, de mis primeros chapoteos. Sentarme y cerrar los ojos para que el resto de mis sentidos se empapara de olores y sonidos. Olor a sal, a arena mojada, a algas.. olor a vida. Sonidos de un mar indomito. Esa madrugada al acercame a la playa se confirmo lo que la television ya habia contado, pero esta vez personalmente. Un olor nauseabundo cubrio mi nariz, enmascarando mis recuerdos de color negro chapapote.
No voy a entrar en cuestiones politicas sobre lo que se hizo o dejo de hacer, por mi parte hice todo lo que pude y todo lo que me dejaron, como los miles de voluntarios que formamos parte de aquella marea blanca que lucho hasta el agotamiento contra la marea negra que se cernia sobre nuestra costa. Hoy el recuerdo de aquella situacion se despierta con la esperanza de que no se vuelva a repetir.

de rAnita nOe

1 hacen crOac :

mi "yo"

7:51 p. m. rAnita nOe 3 Comments

Ser "tu" no te hace exento de nada. No eres más que nadie, tampoco menos. Pero ser "tu" no es excusa para hacer lo que quieras y luego esperar que todo siga igual. Si cada uno hiciera/dijera/pensara cualquier cosa sin tener en cuenta, aunque sea minimamente a los demás puedo asegurarte que no quedaría titere con cabeza. Por eso la próxima vez que el "tu" se te suba a la cabeza por favor piensa que hay un "yo" que no tiene porque aguantar tus locuras y teniendo en cuenta que las he aguantado hasta ahora sin decir ni "mu" creo que te toca parar la oreja y darte cuenta de que el "tu" que te gobierna es un poco caprichoso, posiblemente pecando de incomprensión hacia tu persona. Por último para que empieces (o termines) a darte por aludido tengo que agradecerte tu "no presencia" el sábado, en aras de visitar a un amigo en su trabajo. La próxima excusa más elaborada, así no me enteraré de que sin llegar a ser mentira tampoco era cierta.

de rAnita nOe

3 hacen crOac :

celebraciOn

11:27 p. m. rAnita nOe 2 Comments

He intentado poner las fotos de ayer pero tarda mucho en cargar y tengo que irme que se hace tarde.
Ayer lo pase muy bien en la bolera donde nos juntamos y aunque falto bastante gente estuvieron los mas importantes. Tendria que darles las gracias a mucha gente pero me centro en los 3 que mas hicieron... gracias Manu, Bity y Noe.. sois inigualables..
El tema central de los regalos fueron las ranitas (no se porque) un peluche, una mochila, dos tarjetas, un rollo de celo con dibujitos de ranas.. jejeje. Bueno, dejo las fotos para otro dia.
Hoy era el cumple de mi sobrinita.. que esta hecha un caramelo! os debo las fotos tambien..
Ha sido un fin de semana a todo gas.. Y tengo examenes el martes y el viernes.
Esta es la ultima semana de clases y las ultimas informaciones son de que el viaje a casa sera el 18.. aun no es seguro, asi que ya os contare.
Tengo ganas de dormir....
Nos vemos estos dias, entre los examenes.
Besos para todos y gracias por las felicitaciones..

de rAnita nOe

2 hacen crOac :

22

7:39 p. m. rAnita nOe 5 Comments




de rAnita nOe

5 hacen crOac :

por fin

12:05 a. m. rAnita nOe 3 Comments

Hola!!!
no se que ha pasado, pero por fin puedo escribir!!!! Tengo la ligera sospecha de que el problema esta en la conexion de la universidad.. pero bueno...
Muchas gracias por la paciencia y por los comentarios, la verdad es que no podia escribir y tampoco es que tubiera mucho tiempo, en realidad no tengo.. pero he venido al cyber a leer los e-mails de algunos amigos que me escribian por mi cumple (gracias Zeus y Elena) porque ya no tenia ganas de seguir estudiando (todo el dia, señores, desde las 9 de la mañana hasta las 8:30 de la noche, parando una hora y media para comer). Mis hermanos y mi mejor amiga me han regalado un peluche de rana precioso, ya os pondre una foto.. me ha hecho mucha ilusion, este año ya van dos peluches de rana!!! jejeje
Ayer recibi mi cumpleaños con una super tormenta electrica y mucha lluvia, que me pillo a mitad de camino hacia el internado. Como me habia mojado bastante guarde todas las cosas que se podian estropear en el bolso y me deje mojar. Hacia muchos años que no me lo pasaba tan bien debajo de la lluvia.
La celebracion de mi cumple sera en la bolera el sabado por la noche, que es cuando todos nos desocupamos del estudio..
Bueno, espero que esteis todos muy bien.. yo me voy a ver si duermo un poco para levantarme y dar el ultimo repaso..
os he echado de menos!!!
besos para todos.
uys, ya tengo 22!!!!!!

de rAnita nOe

3 hacen crOac :

12:01 a. m. rAnita nOe 0 Comments

probando

0 hacen crOac :

sigo con problemas... estoy en los comentarios.

9:55 p. m. rAnita nOe 6 Comments

6 hacen crOac :

cambiOs

6:53 p. m. rAnita nOe 3 Comments

3 hacen crOac :

lOs días vuelan

3:18 p. m. rAnita nOe 3 Comments

Los días pasan y cada vez tengo más cosas que hacer. De momento he tomado la decisión de quedarme aquí hasta el 15 Diciembre, si señores, tenga usted un padre con labia (y con razón para colmo). Es cuestión de actitud como decía en otro post, así que estoy empezando a hacerme a la idea. Ya que me quedo voy a aprovechar para hacer todas las cosas que pueda, no solo examenes, que son la razón primaria de este cambio. Sacando cuentas quedarme 10 días más significa quitarme 3 examenes finales de encima, esforzandome mucho 4. Contando que en total tengo que hacer 5 para terminar todos los de este año y así empezar 4º año "en blanco" sacarme 3 de encima me irá bastante bien. Cada día que pasa se acerca más el final de este año, que va a ser importante por todas las cosas que terminan. Termina el tercer año de mi carrera, ya no estoy cuesta arriba, pasado el ecuador de mis estudios esto se hace cuesta abajo hacia la meta. Me parece increible lo rápido que pasan las cosas. También termina mi etapa de internado. Ya había podido acabar el año pasado, porque cumplí los 21 (mayoria de edad en Argentina, tema de otro día). Pero será por fin el año que viene cuando salgamos "externas" mi hermana y yo para vivir con mi hermano en el piso que han comprado mis padres. En un par de semanas no estarán entregando las llaves, así que aprovecharemos para dejar todas nuestras cosas allí antes de irnos. Puede significar muy poco para otros eso de salir externo considerando que a uno le hacen todo en el internado, la comida, lavar la ropa, bla, bla, bla.. Está muy bien, pero prefiero hacerlo yo, sobre todo ¡la comida!. Tocará adaptar horarios para hacer todo sin descuidar el estudio, pero estoy dispuesta a intentarlo. Forma parte de crecer ¿no?.
Este martes (14) empiezan los últimos exámenes parciales del año. Tengo la intención de mantener las notas como hasta ahora. Ya las recibí todas (en una de las asignaturas tardadon mas de 3 semanas en darnos la nota :P) y la más baja es un 8. Es una especie de pago, mis padre me mandan aquí con mucho esfuerzo, cumplen su parte y a mi me toca corresponder. Las cosas terminan, bien o mal dependiendo del punto de vista de cada uno y sin ser esta una evaluación del año puedo decir que están terminando bien. Aunque tenga que pelear con otras coas.
Aviso a los navegantes quedan 4 días.

ACTUALIZACIÓN: Tengo que pediros vuestra opinión ya que yo no me decido. Me han propuesto que ponga publicidad en el blog dado que me visita bastante gente y me dicen que saque provecho y que gane un poco de dinero. No me convence la idea porque no es el objetivo del blog. Dilema. ¿Qué opinais vosotros?

de rAnita nOe

3 hacen crOac :

recuperandO V y FIN

4:58 p. m. rAnita nOe 3 Comments

Las ganas de llegar hacían que Pedro solo detuviera el coche para llenar el depósito. Las horas se le hacían eternas mientras contaba los kilómetros que le faltaban como un atleta cuenta los metros que le quedan para llegar a la meta. Si bien no tenía la certeza de encontrar a Marta en Kendal tenía el presentimiento de estar sobre la pista correcta.

Cuando llegó al pueblo estaba amaneciendo. Majestuosas montañas rodeaban el pequeño valle donde se situaba el pueblo que parecía escavado en el verde que lo rodeaba. El sol empezaba a disipar la neblina nocturna dándole así al pueblo un aire fantasmagórico. Los primeros habitantes ya estaban en la calle dando comienzo a sus labores, panadero y lechero repartiendo el desayuno, el dueño del kiosco colgando los periódicos del día. Pedro aparcó el coche en lo que le pareció la plaza mayor del pueblo y después de asegurarse que estaba presentable salió del mismo para dirigirse a una pequeña taberna que estaba abierta.

Los lugareños miraron fijamente al forastero que entró y se sentó en una mesa cerca de la ventana. Después de pedir un copioso desayuno, consumirlo y pagar se levantó y se fue como había llegado, sin cruzar palabra con nadie más que la joven camarera.

Momentos después de salir de la taberna y recoger la maleta en el coche Pedro se dirigió hacia una modesta pensión que había al otro lado de la placita. Pidió una habitación para ese único día pues lo único que quería era darse una ducha además no sabía a ciencia cierta cuanto tiempo se quedaría allí, todo dependía de lo que pudiera averiguar sobre Marta. Lo primero que hizo después de ducharse y cambiarse de ropa fue llamar por teléfono a su socio para decirle que estaba bien, eso sí, evitando darle muchos detalles sobre el viaje urgente que le había surgido. No quería preocuparlo y tampoco que lo tomara por loco.

Salió de la pensión y compró el periódico más por entablar conversación con el quiosquero que por el interés que tenía en las noticias.
- Buen día, ¿me da el periódico de hoy?- dijo amablemente. El dueño del kiosco le tendió su compra al tiempo que le decía – No es usted de aquí ¿verdad?- Siendo la pregunta más que obvia Pedro decidió contestar amigablemente para poder preguntarle por Marta. – No, no, soy de Trowbridge, más al sur que Londres. Estoy de visita, en realidad he venido a ver a una amiga, pero creo que las indicaciones que me dio son bastante difíciles para que las pueda entender.- Al quiosquero se le iluminaron los ojos y en un ademán solidario se traicionó a si mismo. – Puede decirme el nombre de su amiga, seguro que la conozco, siendo el pueblo tan pequeño nos conocemos todos- Cayendo en su error desvió la mirada esperando que Pedro reaccionara. Este sin dar muestras de haberse dado cuenta le dijo – Marta Dandelion, mi amiga se llama Marta Dandelion.- El quiosquero entre cerró los ojos como queriendo ayudar a su memoria a recordar ese nombre. Después de unos segundos los abrió enormemente para decir con voz de jubilo – ¡Le dije que la conocería! Bueno, en realidad no, pero si a la familia Dandelion. La verdad es que no hay ninguna Marta, pero puede que usted se haya confundido de nombre. Puede encontrar la casa de los Dandelion al final del camino si sigue por aquella calle de la izquierda. Cuando salga del pueblo gire a la derecha en el primer camino, es la entrada a la propiedad.
Dándole las gracias Pedro se despidió para montarse en el coche y salir del pueblo tan despacio como le permitían sus nervios.
Lo que el quiosquero había descrito como camino era en realidad una gran avenida flanqueada por enormes árboles. Al final se divisaba una gran casa victoriana muy bien conservada. En la entrada de la avenida Pedro había visto un gran cartel que decía “FAMILIA DANDELION” y sabiendo que no se equivocaba siguió su camino hasta llegar a la casa. Algo se derrumbó dentro de él cuando se percató de que todos los postigos de las ventanas estaban cerrados. Al aparcar frente a la puerta se dio cuenta de que a pesar de estar bien conservada la casa tenía las marcas del tiempo, marcas que delataban el abandono en el que se encontraba. La pintura de las ventanas estaba descascarándose y en el piso superior cerca de uno de los balcones había una oscura mancha de humedad. Antes de desanimarse Pedro se percató que el jardín no parecía abandonado, el césped estaba meticulosamente igualado, la tierra removida y los rosales de la entrada estaban podados. En seguida pensó que posiblemente habría alguna caseta para el jardinero, seguramente detrás de la casa. Bajándose del coche se dispuso a rodear la casa cuando unos fieros ladridos lo detuvieron en el lugar donde estaba. A su espalda sonaba cada vez más cercano el ruido de las pisadas de un perro y sus ladridos solo aumentaban su frecuencia. Intentando parecer seguro se dio la vuelta lo mas calmadamente que pudo para no demostrar su miedo y tuvo que contener la risa cuando vio a un cachorrito golden retriever armando tal algarabía. El pequeño perro no sabía si mostrar los dientes o mover la cola, así que hacía las dos cosas intermitentemente. Pocos segundos después Pedro pudo escuchar una voz que llamaba al perro desde el otro lado de la casa. - ¡Chester! ¿Dónde te has metido? Vamos, aparece de una vez, no tengo toda la mañana para buscarte, se bueno y…-
La voz de Marta se cortó en el momento que vio a Pedro frente a ella. Iba vestida con unos sencillos vaqueros y una camiseta cubierta por una fina chaqueta de lana, entre las manos una cesta llena de flores. La cesta cayó de sus manos dejando desparramadas las flores a su alrededor mientras las lágrimas empezaban a correr por sus mejillas. Pedro avanzó hacia ella.
–No, no te acerques- una mano limpió los rastros de las lágrimas que habían cubierto sus mejillas como haciendo lugar a las que seguían saliendo de sus ojos.
- Necesito hablar contigo, Marta, solo hablemos, prometo que después me iré si eso es lo que quieres. Solo quiero hablar.-
Chester había vuelto junto a su dueña y se entretenía en morder las flores caídas de la cesta. Sostuvo una de ellas entre los dientes cuando Marta lo levantó del suelo y lo abrazó. Cuando se dio cuenta de que no le iba a reñir por comerse las flores siguió mordisqueándola tranquilamente.
- No tenemos nada de que hablar, pero te daré cinco minutos para que me digas lo que me tengas que decir y después te marcharas. - dijo Marta, que parecía haber recobrado su serenidad después de abrazar a Chester.
Con paso decidido Marta se dio la vuelta y empezó a caminar hacia la parte trasera de la casa. Pedro la siguió a una distancia prudencial mientras buscaba las palabras que diría.
La parte trasera de la casa también tenía los postigos cerrados pero el jardín también estaba cuidado. Marta se separó de la casa principal y siguió caminando por un sendero de piedras que los llevó hasta una especie de casa de servicio. El exterior engañaba totalmente a la vista porque el interior de la casa se encontraban todas las comodidades que uno pudiera pedirle a una casa.
Una vez Marta puso la tetera al fuego volvió al salón donde encontró a Pedro sentado en uno de los sillones. Parecía que con ese gesto le estaba diciendo que no se iba a ir sin saber la verdad. Los ojos de Marta se humedecieron. Quizás sería mejor decirle la verdad para que él se desencantara y la dejara sola al fin. En seguida Marta apartó la idea de que quizás se quedaría con ella, era algo que no iba a ocurrir y no tenía que hacerse ilusiones. Tenía bastantes preocupaciones como para encima tener que cultivar ilusiones en vano.
- Pedro, ¿por qué has venido? Prometiste que no me seguirías.
- No te seguí, hice lo que me dijiste. No fui a tu casa ni tampoco a tu trabajo.-
-¿Cómo me has encontrado? Sólo Loren sabía donde estoy y estoy segurísima de que el no te ha dicho nada-
- Tienes razón en eso, me dijo cosas, pero ninguna sobre tu paradero. Solo hablé con Alberto y el me dio la pista del norte. Lo demás fue una casualidad-
- Le dije a Alberto que me iba al norte porque sabía bien que no iba a buscarme a pesar de lo mucho que me quiere.- Lentamente Marta se acercó al sillón contiguo al de Pedro y se sentó.
- Marta, necesito que me digas porque te marchaste así.- le dijo mirándola a los ojos.
- Has hecho un viaje demasiado largo para que no sea sincera contigo. Después podrás irte tranquilo y volver a tu vida normal. En el fondo sabía que algún día me encontrarías pero no pensé que iba a ser tan rápido. Me fui de Trowbridge porque estoy enferma. Hace un par de meses los médicos me diagnosticaron retinitis pigmentosa. Para no complicarte las cosas, me estoy quedando, o mejor dicho, me voy a quedar ciega en un tiempo.-
-¿Por eso te fuiste?- Pedro sintió como el peso de su cuerpo se elevaba y el alivio inundaba cada parte de su mente. Sabía lo que tenía que hacer y lo haría.
- Claro que me fui, los médicos me dijeron que el avance de la enfermedad era más rápido de lo normal así que arregle todo para venirme a vivir a las tierras de mi familia. De momento estaré sola hasta que ya no pueda valerme por mi misma y después mis padres vendrán a vivir conmigo.-
- No será necesario. Yo voy a quedarme contigo.- dijo Pedro al tiempo que alargaba su mano y acariciaba la mejilla de Marta para borrar el rastro de una lágrima.
- Pedro, no puedes hacer eso, ¿no has entendido que me voy a quedar ciega? No tiene cura, es cuestión de tiempo. No podré volver a verte. -
Pedro se acercó a ella y antes de darle un beso en los labios susurró.
-Yo siempre podré verte a ti.-



Tengo que decir que es un final un poco "apurado" pero es que ya se había hecho muy largo.
Besos

de rAnita nOe

3 hacen crOac :

recuperandO IV

11:49 p. m. rAnita nOe 1 Comments

Al salir de edificio la lluvia había cambiado el paisaje de la ciudad como la partida de Marta lo había cambiado a él.
Sin saber muy bien que hacer con la nueva información se dirigió a su casa, cualquier cosa que fuera a hacer tendría que estar acompañada de ropa y dinero. No iba a volver a la ciudad hasta encontrarla.
Mientras caminaba hacia su casa sacó su teléfono móvil y llamó a su socio. Pocos minutos después había arreglado el asunto del trabajo y tenía total libertad para no volver en unas cuantas semanas.
Mientras hacía la maleta con las cosas que consideró imprescindibles para el incierto viaje que se disponía a emprender se conectó a Internet en el intento de encontrar alguna pista que le ayudara a conectar a Marta con el norte. Después de varios intentos combinó “Inglaterra norte dandelion” en la barra del buscador. Las respuestas aparecieron al instante, dándole todo tipo de información sobre posibles viajes al norte de Inglaterra con irresistibles descuentos si reservaba en ese momento el hotel, el billete de avión o el coche. Uno de los enlaces llamó su atención por la simpleza que contenía “DANDELION” . Accedió a la página y llegó al blog de una tal Niame. La autora de aquella página, poco menos que estrambótica, escribía sobre las últimas vacaciones que había pasado en Kendal, al norte de Inglaterra, donde visitó el “Valle de los Dientes de León”. Según ella la época perfecta era al final de la primavera, cuando todas las flores habían perdido sus pétalos amarillos para hacer pasar al valle de ser un río dorado a parecer un gran mar de bolitas de algodón. No es que la información fuera demasiado precisa, pero era la única pista que tenía y decidió dejarse llevar. Siempre tendría tiempo de volver al principio de la búsqueda.
Alquiló un coche en la estación de autobuses y mientras le llenaba el depósito compró un mapa de carretera.
Guiado por el mapa salió de Trowbridge rumbo a Kendal donde esperaba encontrar algo más que algunos dientes de león.
Después de recorrer los primeros 100 kilómetros Pedro decidió hacer una parada para comprar algo de comida, un par de discos de música dado que la radio ya le había aburrido y otro mapa que fuera un poco menos complicado.
Mientras los kilómetros se perdían bajo las ruedas del coche de alquiler Pedro intentaba no pensar en Marta, sabía de sobra que no servía de nada hacer conjeturas sobre porque ella se había ido sin dar ninguna explicación. El recuerdo de sus besos recorría su imaginación hasta ponerle la piel de gallina. Marta, no era solo besos, solo algo físico. Desde la primera conversación que habían tenido, de la cual él no había salido muy bien parado, por cierto, ella le había demostrado su inteligencia en cada frase. Le había hecho reír con sus historias, ella tenía la costumbre de imaginar la vida de la gente al verla. -¿Ves a aquella mujer del abrigo rojo?- le decía- Tiene la cara triste porque su gato se a escapado hace varios días, la carpeta que lleva en la mano está llena de anuncios con la foto del gato. – El señor del sombrero gris acaba de salir de dar clases de violín, más bien de recibirlas. Va tres veces por semana a la academia que está calle abajo, no porque quiera ser un gran músico, sino porque está enamorado de la chica que le da las clases. Una tras otra Marta ponía un toque de color en la vida de aquellos con los que se cruzaba. Lo mismo había hecho con él, aunque no se lo dijo hasta varios meses después de conocerse. – Cuando te vi imaginé que eras un ganster retirado en busca de un trabajo decente, porque habías decidido reformarte al conocer a una abuelita que te dio un caramelo de fresa por ayudarla a cruzar la calle.
200, 300, 400 kilómetros. Cada vez más cerca de Kendal pero sin saber si eso significaría estar más cerca de Marta.

Hasta aquí 1440 palabras, pero aun no tengo el final... El próximo post será el que tenga la conclusión de la historia, lo prometo. Espero que esté gustando.
besos

de rAnita nOe

1 hacen crOac :

recupernadO III

7:52 p. m. rAnita nOe 2 Comments

Se dio un poco de tiempo para recuperar el aliento después de ver el retrato. Salió decididamente de la galería sin intentar despedirse de Loren, sabía que era en vano. Se acerco a la parada de autobús y maldijo cada segundo que pasaba sin que llegara. El tiempo parecía estar acelerado, pasaban los minutos como si el viento los arrastrara llevándose con él no solo el tiempo, sino también a ella. El autobús no llegaba y él no podía perder más tiempo. Corrió hacia la parada de taxis y se precipitó al interior del primero que vio libre. Atropelladamente y sin aliento le dicto la dirección al sorprendido taxista y se quedó hundido en el asiento con la mirada y el pensamiento perdidos en alguna parte de la ventanilla.

Había llegado uno de los momentos decisivos en la lucha por encontrarla, si no lograba que el autor del retrato lo atendiera habría perdido cualquier oportunidad de reencontrarse con ella.

-Dígale al señor Gil que necesito hablar con él- más que una petición resultó una orden. La secretaria se dio el tiempo de pestañear mientras carraspeaba para después decirle amablemente pero con dureza que el señor Gil no lo atendería sin cita previa. Sin darle tiempo a bajar la mirada volvió a hablarle. -Dígale que vengo por.. por nadie, dígale que solo esta palabra “Dandelion”, yo lo esperaré aquí-. Cinco minutos después la secretaria, consternada, le hacía pasar a una sala de reuniones vacía.
No pasó mucho tiempo antes de que escuchara la puerta abrirse pero aun así no dejó de mirar por la ventana. Sus dedos jugaban con el colgante que ella le había regalado tiempo atrás mientras sus pensamientos jugaban con la idea de encontrarla. La voz de Alberto lo trajo de vuelta a la realidad. -Hola Pedro-. Se dio la vuelta para quedar enfrentado al pintor, que no lo parecía. Pulcramente vestido y arreglado parecía salido de una revista de negocios, lo único que lo delataba eran los rastros de pintura que se veían en las suelas de los zapatos.
–Tengo que decirte que te estaba esperando, sabía que tarde o temprano vendrías a verme, pero lamento decirte que no se donde está.-
Pedro pensó detenidamente las próximas palabras.
–Tienes que decirme donde está, no puedo dejar que se vaya sin saber la razón.- Intentó que la desesperación no se reflejara en su voz, pero no lo consiguió. Algo cambió en los ojos de Alberto, Pedro creyó ver un rastro de tristeza. Lentamente se acerco a la mesa que reinaba en el centro de la sala y se sentó en una de las sillas, esperó unos instantes a que Pedro hiciera lo mismo, pero viendo que pretendía seguir de pie se arrellano en el asiento y comenzó a hablar en voz queda, casi un susurro.
-No puedo decirte donde está… no me mires así. Es cierto que se hacia donde viaja, pero le prometí que no te lo diría.- Calló, pero en su rostro se podía contemplar el resultado de la lucha interna que sufría. Con voz suave volvió a hablar, esta vez con la mirada perdida, como si estuviera rememorando sus recuerdos en soledad.
- Cuando supe lo que le pasaba quise ayudarla, pero me rechazó. Me dijo que no aceptaría nada que ella misma no pudiera corresponder. Pensó que la quería ayudar para obligarla a quedarse conmigo, pero cuando le dije que no era necesario siguió sin aceptar mi ayuda. Además me dijo que no quería quedarse en la ciudad, por lo que sé ha renunciado a su trabajo en la galería y también ha puesto en alquiler su piso.-
La voz de Pedro interrumpió su monólogo. – Alberto, dime donde está-
- Sabes que le prometí que no lo haría, no la voy a traicionar. Además ¿por qué crees que te diría justo a ti donde se ha ido?
- Porque la quieres tanto como yo y aunque no sé el porque de todo esto si entiendo que no debe estar sola-
Los ojos de Alberto se oscurecieron y sus labios se curvaron en un gesto triste. – Eres más valiente que yo, Pedro. Tienes razón al decir que la quiero, es más, no se que voy a hacer ahora que se ha ido, pero tampoco me atrevería a ir tras ella. No podría dejarlo todo para seguirla.- El brillo de las lágrimas inundó su mirada. – Solo puedo decirte que se ha ido hacia el norte, para no volver.- Dicho esto se levantó de la silla, se acercó a la puerta y cuando estaba por salir dijo –Espero que la encuentres. Adiós.-


para hacerlo más interesante pongo solo una parte de lo que ya tengo escrito, hasta aquí 765 palabras.. para terminar la historia pasaré las 1200..
besos

de rAnita nOe

2 hacen crOac :

recuperandO II

5:37 p. m. rAnita nOe 1 Comments

Esta es la parte de NAT.. el final me queda a mí. Espero disfruteis.

La puerta tenía el cartel de cerrado pero a través de las cristaleras, en las cuales se exponían siempre las esculturas y pinturas más raras para llamar la atención vio a Loren que trasteaba con unos enormes cartones de embalaje. No estaba muy seguro de si debía entrar, ni que iba a decir, ni como reaccionaría Loren al verlo, pero estaba decidido a no dejarse achantar por mucho que en sus ojos apareciera el reproche.
-No deberías estar aquí- dijo Loren cuando le vio tras el sonido de la campanilla de la puerta.
-Sólo he venido a por ella- las palabras salieron con más dureza de la que sentía.
-Ella no quiere saber nada más de ti, creo que te lo dijo, te suplicó que no la buscarás más, que la dejaras seguir con su vida- Los ojos de Loren comenzaban a oscurecerse.
-Ella no hablaba en serio, aunque su voz me lo dijo no había firmeza en ella, su piel la delató anoche. Sus caricias no mentían, ni sus besos ni las lágrimas que derramó una vez dormida. Sé que se lo prometí, pero debo romper esa promesa, ella no será feliz sin mi y yo no lo seré sin ella. Los dos lo sabemos y aunque parezca imposible, he de ir a buscarla y quiero que me digas donde está.
-¡Aléjate de ella, te lo advierto!- Gritó Loren mientras cerraba la puerta del pequeño despacho al fondo de la galería.
Sabía que llamar, aporrear la puerta o gritar de nada le serviría. Loren no abriría la puerta. La amaba en silencio, siempre lo había hecho y no rompería la promesa de callar el escondite de ella. Eso le hizo sentirse peor pues él estaba dispuesto a romperla, a quebrar el juramento que había hecho bajo las sábanas teniéndola aún sobre su cuerpo caliente.
En su cabeza seguían sonando las palabras de Loren No deberías estar aquí. ¿Había en su voz un atisbo de miedo? ¿A que tanta insistencia para que se marchara? Ella no estaba allí, eso lo sabía, aunque si notaba en su interior como si su presencia se mantuviera en el aire. Giró para marcharse, para ordenar sus pensamientos e intentar rememorar todas sus conversaciones, todos los recovecos de su piel; como si ellos pudieran darle una pista de dónde estaba, cuando sintió que los ojos de ella se le clavaban en las pupilas. Una mirada inerte que, en la ausencia, dolía más de lo que había dolido su despedida. Allí estaba, tal y como la había visto la ultima vez, tumbada sobre una sábana de seda roja que le daba a su piel un aspecto aun más níveo. Con los ojos, de un ámbar casi transparente, fijos en un punto indeterminado que él no alcanzaba. Sus labios se habían parado en una sonrisa casi pícara, seductora, mientras se mordía el meñique de la mano derecha y la izquierda la mantenía entre sus muslos, tapando y a la vez incitando a quien la estuviera mirando cuando se hizo el retrato. Sintió una punzada de celos y el alma, quebrada desde la noche pasada, terminó por desintegrarse. Ella pertenecía a otro, otro la pertenecía a ella y en ese cuadro se reflejaba todo lo que ella no sentía por él aunque lo amara. Se había entregado y dejado llevar por un amor prohibido y fortuito. Le había regalado su cuerpo, sus besos, sus noches de sexo desenfrenado, pero no había querido quedarse con él, porque aquel que no salía en la pintura era el único para ella. Se acercó a la firma y supo quien era él.

de Nat, colgado por rAnita nOe

1 hacen crOac :

las fOtOs

5:33 p. m. rAnita nOe 8 Comments

Bueno, aquí están las ansiadas fotos.. Son las de una de las cámaras, así que puede que cuando consiga las de las otras dos que rondaban mi mesa os ponga alguna más. Dado que los chicos se lo curraron mucho voy a poneros del decorado también. Las fotos no están retocadas así que salimos con los pelos locos y en algunas salen ojos rojos...

Este es el escenario:


Esta es la decoración del polideportivo donde lo celebramos:


Aquí estamos los "tles aloshitos felishes" (noelia, skaylla y yo)


Las chicas que componiamos la mesa y más:


Aquí estamos casí todos los de la mesa y otros amigos, "aloshes", pescadoras, heroes de video juego, mafiosos chinos etc..



Bueno, ya podeis parar de reiros, jejejeje..
Otro día más. Besos

de rAnita nOe

8 hacen crOac :

recuerdOs

11:44 p. m. rAnita nOe 0 Comments

Tu recuerdo se mece en mi mente como una gota de agua entre las nubes, suavemente. La sensación de vacío está ahora llena de vapor, lo mismo que el agua pero en otro estado, como yo. Estado anestesiado del sentimiento de tenerte, porque sin tenerte te tengo, igual que tu a mí, que sin saberlo me quieres. Se vive de recuerdos acumulados hasta que puedes renovarlos, siempre antes de que se agote el flujo de momentos re.vividos, re.pensados. Yo te re.vivo y te re.pienso, no porque se me agoten los pensamientos, si no porque dentro de poco volveremos a encontrarnos y tendré una nueva recopilación de momentos para recordar. Y ya no me da miedo encontrarte, esperarte y que me esperes. No voy a poder cambiar la distancia, no le añadiría ni un gramo de cariño a nuestra amistad, además se que los e-mails, las llamadas, las fotos, las cartas, acortan tanto los kilómetros como el tiempo. tiempo.. tiempo... recuerdo ese tiempo. Tu, yo y el tiempo.

de rAnita nOe

0 hacen crOac :

re.mix

1:55 a. m. rAnita nOe 4 Comments

Miercoles: Examen de Técnicas Kinésicas II 7.30 am
Miercoles: dentista 15.15 pm
Jueves: paciente 15 pm
Domingo: comida con los españoles 13.30 pm
Lunes: revisión médica para la piscina --
Martes...
Miercoles...

Se me van los días, se escapan entre mis dedos mientras yo me quedo pasmada, viendolos correr. No cuento los días, cuento las cosas que tengo que hacer, no pasa el tiempo, pasan las actividades. Y de repente ya estamos en noviembre. Mi mes. El último que paso en argentina. Ya estoy volviendo a casa. Urgencia por volver, por todo lo que aun no he hecho. Quedan parciales, cumpleaños, visitas, finales, la casa nueva, embalar todo, primero que nada comprar el billete de avión para volver.. mil cosas.

[Tengo la sensación de que nos conocemos, de que te conozco. Hay veces que ves a una persona y sabes que es buena, que te llevarías bien con ella si la conocieras. Hay está el detalle, si la conocieras. De repente todo se junta para tener contacto con esa persona, puede que por propia disposición ya creas que es buena, capaz. Me pasa muchas veces, hasta me pasa con muchos de vosotros que leeis mi blog, una se encariña, capaz. Y luego se da cuenta de que al fin y al cabo, por simple que parezca escribir aquí, intercambiar, compartir, va formando parte de la vida, costumbre, amistad, capaz. Gracias por estar ahí, quizás sin saberlo, haciendo de mi una insomne sin causa. Aunque siempre duermo.]

de rAnita nOe

4 hacen crOac :