11:21 p. m. rAnita nOe 0 Comments



Hace muchos años alguien me dijo que lo que escribía era una tontería y dejé de escribir durante 4 años. 

Hace más años todavía alguien me dijo que cantaba muy fuerte y dejé de cantar. Y han pasado 12 años. 

Ese era un tiempo en el que me importaba lo que decía la gente de mi, en el que quería gustar y ser aceptada. No entendía que para ser yo tengo que escribir y para ser feliz tengo que cantar. 

Porque no entiendo una vida sin que las palabras se me escapen, un día sin música en mis labios es tan difícil como un verano en Londres. 

Hoy he empezado a participar en un coro, London Live Community Choir.
Antes del ensayo hablaba con la directora del coro y le decía que me daba miedo cantar, que hacía mucho que no lo hacía y que en ciertos momentos se me corta la voz, no me responden las cuerdas vocales y ya. 

Me ha dicho "Don't worry, I got you", algo así como "no te preocupes, yo me encargo".. 

Mientras ensayábamos una de las chicas a mi lado era todo miraditas, sobre todo cuando me equivocaba, hasta que ha decidido cambiarse de sitio diciéndole a otra compañera que yo cantaba demasiado fuerte. 

En ese momento he vuelto a tener 10 años, y los niños del coro volvían a reírse de mi. Por una fracción de segundo he pensado que era el primer y último ensayo. 

Pero siempre hay algo que me devuelve el sentido. Las palabras de la directora al hablar sobre las letras de las canciones.. Una de ellas trata sobre derribar gigantes, perder miedos, tocar las trompetas tan fuerte que las murallas de Jericó se caigan a pedazos, todo de la mano de Dios. 

Y he decidido que esta vez mi voz será mi trompeta, que cantaré tan fuerte como mis pulmones puedan y no me dejaré llevar por lo que piensen los demás. Porque usaré mi voz para alabar a Dios, que tan grandes cosas ha hecho conmigo y por mi. 

Hoy no me rindo, hoy pierdo el miedo a usar mis dones. 

Cuando después del ensayo la directora se ha acercado a preguntarme como me había sentido le he comentado que en ciertos momentos un poco intimidada por la actitud de cierta gente y el no saber cantar "bajito" y ella simplemente me ha dicho: "Si cantas bajito no te oigo cuando te equivocas, canta fuerte para que podamos sacar lo mejor de ti. He alabado a Dios cuando te he escuchado cantar porque has venido a llenar un hueco en las contra altos que había dejado una chica que ya no puede venir. Lo harás incluso mejor que ella."

Hoy me visto con un poco de valentía. 

de rAnita nOe




0 hacen crOac :

7:25 p. m. rAnita nOe 0 Comments



El árbol de cerezo japonés tiene la característica de que rompe su corteza al crecer y ésta se va desgarrando irregularmente hasta que la corteza más nueva gana lugar.

Como el árbol de cerezo, hay en nuestra vida circunstancias que nos resquebrajan, y dejan al descubierto partes débiles de nosotros mismos que no estamos acostumbrados a mostrar.

Es un proceso inevitable, a veces doloroso, pero el crecimiento es siempre visible.

No te rindas.

de rAnita nOe

0 hacen crOac :

2:37 p. m. rAnita nOe 0 Comments


Los sueños se cumplen.

de rAnita nOe

0 hacen crOac :

9:15 p. m. rAnita nOe 0 Comments


Crecer es reconocer que te equivocas. 
Y pedir perdón, aunque hayan pasado los años.

Crecer es "apechugar" cuando te toca, y cuando no también. 

Crecer es decidir cada día ser la mejor persona que puedes ser. Mejor que ayer. 

Y aunque duele, las lágrimas no borran el pasado. 

de rAnita nOe

0 hacen crOac :