Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016
Me quiero. Me espero. Me tengo paciencia. Me perdono. Me gusto. Me busco. Me encuentro.
Porque si no lo hago por mi, no lo podría hacer por nadie más.
N
Han de tener razón los que dicen que una vez que estas completamente hundido no queda otra solución que salir hacia arriba. 
Y así fue mi 2015. Desganado y hundido, asustado y retenido.
Todo, y todos se tambalearon en algún momento de esos largos 12 meses. La seguridad del saber, del pertenecer, del querer. Todo. 
Pero pasado, pisado. 
Nuevas oportunidades, nuevas ilusiones. Nuevas palabras, espero que vuelvan, porque siento los dedos agarrotados y las ideas secas.  Nuevos miedos, pero esta vez relacionados a nuevos proyectos que estoy emprendiendo. 
Poco a poco, paso a paso. Conocerme y re crearme. 
Un día a la vez, con Dios todos los días. 
N