Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011
Poco a poco, creciendo.
:)

de rAnita nOe
Me sorprendo. Suceden las cosas y yo me quedo a un lado como las caricaturas, mandíbula desencajada y ojos desorbitados. Sorpresa.  Las hipotecas de otra gente sellan mi boca y por lo tanto mis reacciones. Qué tú no sepas que yo lo sé no significa que yo sea idiota y tú puedas manejarme a tu antojo. No, no. 
Diplomacia servida en bandeja de plata. Me agoto. Necesito ser completamente yo por unos días. O que los demás dejen de ser hipócritas enmascarados en buenas maneras. Porfavor-Gracias-DeNada-QueTeDen. Esa última la pienso, no la digo. 
De frente tu sonrisa, de espaldas tu traición. Te mantendré cerca como a los mejores enemigos, aunque te recubras de piel de cordero se te ven los bigotes de lobo. Quién lo iba a decir. Las hipotecas, las hipotecas. 
Como echo de menos poder hablar, y hablar, y hablar sin tener que medir las palabras y hacer que suenen políticamente correctas y adecuadas. Sentir que una amistad es de verdad y completa, sin barreras. 

A pesar de lo que pueda parecer, esto…
Llueve. Desde el domingo.  Hemos pasado de los 35ºC a unos más tolerables 21ºC. Y ya era hora de que el clima acompañara el mes, porque casi a mitad de Octubre parecía más bien verano que otoño. 
Estoy donde quiero estar, haciendo lo que quiero hacer. Felicidad. 
de rAnita nOe

la felicidad sabe a tarta de santiagO

La semana pasada terminó bien. Todas las situaciones que parecían haberse complicado se fueron solucionando poquito a poco y la verdad es que al llegar el fin de semana sólo podía esperar pasar unos días estupendos. Y así ha sido. Ha sido un fin de semana feliz. 

Una invitación a comer, por parte de una familia medio mexicana, medio gallega me dejó esta sorpresa. Una tarta de santiago. Reconozco que se me saltaron las lágrimas. El detalle de prepararla para que me sintiera más cerca de casa y lo buenísima que estaba!




Sin contar todo lo que estoy aprendiendo en mi trabajo, todo lo que estoy disfrutando de este lugar que es precioso, sin duda el plus es la gente que es maravillosa.

Que siga la semana igual de bien para todos!

de rAnita nOe
Cierro los ojos y me dejo transportar al momento que saqué esta foto. Me doy cuenta de lo mucho que han cambiado las cosas desde entonces, a pesar del poco tiempo que ha pasado. Dos meses y mi vida es otra.
Sería demasiado exagerado decir que yo soy otra. Pero si puedo decir que el dicho de adaptarse o morir ha sido más cierto esta vez que nunca antes.

A una de las cosas que he tenido que adaptarme es a la impuntualidad. Que puede sonar tonto, lo sé. Pero para alguien que acostumbra a estar 5 minutos antes de la hora que toca.. Es estresante. Tan estresante como que te digan quedamos a tal hora y nunca aparezcan.

Otra de las cosas a las que me tendré que acostumbrar es a que la gente irrumpa en los sitios sin tocar a la puerta. Estás tan tranquilo y BRUM ya tienes a alguien que se ha metido hasta la cocina. En mi casa tengo la suerte de tener la cocina en la entrada de casa..

Algo a lo que no creo que me acostumbre es al "horita". Término diminutivo del "ahorita" …

cambiOs

Tengo paz en mi corazón.  En Argentina aprendí que no hay nadie mejor que mis padres para ayudarme a aclarar mis ideas, nadie mejor a quién contar mis problemas para que me dieran pistas sobre el camino a seguir.  Hoy, meses después y con 6196 kilómetros de distancia de por medio lo he vuelto a experimentar. 
Y tengo que admitir que en este momento de cambios no siento que pueda adaptarme a ninguno más. Y mucho menos si es impuesto. 
Esta semana pasada he aprendido a no aflojar, a no ser cobarde y a hacer que me respeten. No puedes dejar que la gente te pase por encima una vez, porque lo toman por costumbre en cualquier situación. En esta aventura de crecer, las lecciones como ésta es mejor no aprenderlas a las malas. 

Una vez un amigo me dijo que habíamos cruzado la línea en la que todas las amistades entre un hombre y una mujer se plantean la posibilidad de convertirse en romance. Algo así como sortear un bache y seguir siendo amigos. Esta semana he tenido la sensación de que ha vuelto a…